-foto tomada de la red-

-foto tomada de la red-

Si al escuchar mi lamento

De tu altar, Bella Diosa,

Donde tu eternidad reposa

Te dignaras bajar un momento.

Importunarte no intento,

Tan solo quería alabarte,

Con este verso de mi parte

Hoy, que a ti me presento.

Dando voces a ti clamo,

Diosa de eterna sabiduría,

Puedes llenarme de alegría

Al responder cuando te llamo.

Una vez al día es lo que pido

¿Es mucho pedir acaso?

Y solo pido de paso,

Un beso, un abrazo de a perdido.

¡Ya es noche de alabanza!

¡Hoy has oído mis ruegos!

¡No habrá lamentos nuevos!

¡Tu atención me ha dado esperanza!

Anuncios